fbpx

No quedan dudas de que habitamos un mundo digital y el uso saludable de la tecnología se tornó imprescindible. Y si bien la tecnología ha mejorado mucho nuestra calidad de vida, con innovaciones en materia de salud, urbanismo o transporte por ejemplo, también puede afectarnos si no hacemos un uso adecuado de ella. Hoy en Calidad de Vida, reflexionamos sobre cómo nos vinculamos con la virtualidad y qué tener en cuenta para hacerlo de forma saludable.

 

Sé consciente de tus hábitos

¿Cuántas veces te ha pasado de estar navegando por las redes sociales sin prestar  atención? Estas plataformas generan que puedes pasarte horas allí sin un objetivo concreto. La mayoría de los smartphones realizan mediciones diarias sobre la actividad que tenemos, comienza a evaluar el tiempo que le dedicas y propone bajar las estadísticas.

 

Distingue los momentos de uso

Estamos acostumbrados a un multitasking poco productivo. Miramos una serie mientras comemos, chequeamos las redes sociales mientras trabajamos, vemos un video mientras esperamos nuestro turno. Para hacer un uso saludable, comienza a hacer una cosa por vez y verás cómo aumenta tu concentración para el resto de las tareas diarias.

 

Aprende a desconectarte

Aprovecha las opciones como No molestar o Focus Mode para evitar distracciones mientras trabajas, verás que no te pierdes de nada importante. Tómate un tiempo para pasear, disfrutar del aire libre o leer un libro; cualquier opción que signifique alejarse de las pantallas por un rato. Además, dejar los equipos una hora antes de dormir generará que tengas un buen descanso.

 

Desactiva las notificaciones 

Nuestro celular y sus aplicaciones están diseñados para incentivarnos a hacer un uso periódico de los mismos, por eso recibimos mensajes constantemente con recordatorios que no nos sirven de nada. En la Configuración de tu teléfono, desactiva las notificaciones de todas las apps que puedas y deja sólo WhatsApp, Gmail o las que realmente necesites recibir. En pocos días notarás cómo cambia tu relación con tu smartphone. 

 

Está claro que la virtualidad nos da más opciones de trabajo, nuevos escenarios para las relaciones sociales y un mundo de posibilidades de aprendizaje. Para que esto sea posible, ten en cuenta estos consejos y realiza un consumo saludable, así podrás optimizar las oportunidades y minimizar los riesgos.

 

Deja un comentario