fbpx

En Supra nos encanta lo que hacemos todos los días, como profesionales de seguros independientes. Por eso armamos esta nota con las razones por las que deberías convertirte en un asesor de seguros y ser tu propio jefe.

El mundo puede ser un lugar monótono, especialmente si estás atrapado en un trabajo que no te gusta. Ten cuidado: emprender tu camino es duro, pero vale la pena cada momento de falta de sueño. 

 

1. Podrás ayudar a proteger a las personas de imprevistos.

Una de las mayores responsabilidades y oportunidades que tienen los profesionales de seguros es la posibilidad de ayudar a proteger a las personas y familias mediante el uso de productos de seguros. Tal vez alguien esté cuidando a su cónyuge o hijos; tal vez se enfrenten a obligaciones financieras con los acreedores. A menudo, es una mezcla de los dos. Los agentes de seguros pueden marcar una diferencia en la vida de sus vecinos, amigos y otros clientes, y lo hacen.

2. Saldrás de tu zona de confort

Ser un emprendedor solo conlleva situaciones incómodas. Es posible que tengas que hacer cosas que realmente no quieres o que nunca has hecho. Como dar discursos, dar un seminario, ir a reuniones. Pero estas situaciones incómodas te ayudarán a crecer y convertirte en una mejor persona y dueño de un negocio.

3. Nunca volverás a tener un jefe.

Si te encuentras atrapado en el ciclo de facturas, facturas y más facturas, renunciar a un trabajo con ingresos fijos es absolutamente aterrador. ¿Qué pasa si no puedes pagar la factura de tu automóvil o tu teléfono celular? ¿Qué pasa si ya no puede tener televisión por cable? ¿Estás preparado para dejar Starbucks y beber café instantáneo todas las mañanas?

Ser tu propio jefe vale cada riesgo. “Las grandes hazañas suelen realizarse con grandes riesgos”.

 

4. Conocerás gente interesante.

A menudo nos quedamos atrapados, vemos a las mismas personas todos los días durante años. Esto es especialmente cierto si vives en una zona rural. Pero ahora puedes viajar, haces tu propio horario y conoces a personas que probablemente ni siquiera sabías que existían.

 

5. Tu potencial de ingresos es ilimitado cuando eres tu propio jefe.

Una empresa de ropa independiente comenzó como un negocio desde el hogar y se ha convertido en una de las empresas de ropa hechas a mano más grandes, que emplea a más de 100 personas. Estoy seguro de que al principio nadie pensó que una mujer con una máquina de coser y un sueño se convertiría en una página de Facebook de más de 100.000 seguidores y un culto.

 

Si te esfuerzas, verás la recompensa. Si tienes una habilidad, o haces algo que la gente quiere, publícalo, compártelo, publicítalo. En algún lugar, alguien en Internet lo necesita, todo lo que necesitas hacer es hacerle saber al mundo que existes.

 

6. Reconoces tu autoestima.

Una vez que hayas trabajado por tí mismo, comenzarás a comprender tu propia valía. Comienza a asimilar las recompensas de todas esas horas de arduo trabajo: has construido algo, has logrado algo, vales algo. A menudo, en un trabajo de 9 a 5, se te subestima y tus esfuerzos pasan desapercibidos. Cuando puedes experimentar directamente la recompensa de tus esfuerzos, tienes un sentimiento de autorrealización y realización que nunca podrás sentir plenamente cuando estés trabajando para otra persona.

 

7. Manejas tus horarios.

Como tu propio jefe, no sólo puedes vivir una vida menos monótona, ¡sino que también puedes crear tu propio horario! ¿Por qué no convertir esos lunes por la mañana en un asunto semanal? Ahora que controlas tu destino, puedes hacer tu horario como quieras.

 

8. Puedes tener ganancias sólidas siendo tu propio jefe.

Si bien las ganancias como asesor de seguros son altamente individuales, dependiendo de una variedad de factores, incluida la ubicación geográfica, los tipos de productos vendidos y la cantidad de trabajo que realiza, existe la posibilidad de que los agentes motivados se ganen la vida cómodamente. También, hay oportunidades de bonificación para los agentes de seguros de mayor producción.

9. Estarás ahí para ayudar a otros cuando más lo necesiten.

Cuando alguien muere inesperadamente, un seguro puede ayudar a los miembros de la familia a continuar con su estilo de vida sin tener problemas económicos. De manera similar, si un cliente queda discapacitado o se le diagnostica una enfermedad crítica, un seguro de salud lo ayudará a recibir la mejor atención médica y a eliminar la tensión financiera y el estrés emocional que pueden surgir en estas situaciones.

 

10. Todos necesitan un seguro.

En una época en la que cada vez se automatizan más trabajos, los asesores siguen desempeñando un papel fundamental, porque la mayoría de los clientes desean analizar sus opciones con un experto. Los agentes de seguros ahora tienen más opciones que nunca para conectarse con sus clientes (por videollamada, whatsapp y otras redes) y pueden llegar a una audiencia más amplia sin dejar de mantener la valiosa conexión humana.

 

Además, si bien no hay garantías en ninguna industria, es difícil imaginar un futuro en el que no se necesite un seguro o en el que el papel del agente de seguros se elimine por completo. El seguro de vida, discapacidad y gastos médicos mayores, siguen siendo las mejores opciones para cuidar nuestros seres queridos.

En Supra contamos con un programa de Partners que te brinda el respaldo, el soporte y la formación necesaria para convertirte en un asesor financiero independiente. Escríbenos a info@suprabrokers.com y te enviaremos una propuesta.

Deja un comentario