fbpx

La independencia financiera ha ganado popularidad a medida que más personas buscan una forma de escapar de la carrera de ratas mucho antes de la edad normal de jubilación. Hoy en Mundo Supra, te traemos los mejores tips para lograr tus metas económicas y alcanzar el estilo de vida que deseas para ti y tu familia.

¿Qué es la independencia financiera?

Aunque se puede definir de manera diferente para todos, generalmente significa no depender de un trabajo o de otra persona para cubrir los gastos y mantener el estilo de vida elegido. Una de las características de las personas financieramente independientes es que suelen tener una cuenta de ahorros e inversiones, dado que este tipo de herramientas nos brindan mayor libertad a la hora de poder decidir dónde y cómo vivir.

¿Cómo lograr la independencia financiera?

Convertirse en una persona económicamente independiente requiere un poco de planificación, a menos que tenga la suerte de ganar la lotería o obtener una gran herencia. Los asesores financieros personales a veces recomiendan que las metas financieras tengan cinco características: específicas, medibles, alcanzables, relevantes y de duración determinada. (Estos cinco objetivos a veces se abrevian con el acrónimo SMART). 

 

8 pasos para alcanzar la independencia financiera:

1. Enfócate en lo importante.

Cuando tomas la decisión de tener seguridad e independencia financiera y libertad económica es hora de enfocarte más en cuánto gastas que en cuánto ganas. Ya no se trata de dedicar tu vida al trabajo sino de encauzar tus esfuerzos en administrar tus ingresos, en controlar tus emociones y en vigilar en lo que gastas. Cuida tu flujo de dinero.

Sin duda, puedes conseguir tu independencia financiera de manera temprana, identificando y cerrando las fugas innecesarias de dinero. Puedes hacer un cálculo rápido y te sorprenderás: si ahorras 30% de tu sueldo al limitar tus gastos como no comprar un auto lujoso, no salir a comer fuera de casa siempre, y no tener gastos hormiga, entre otros, lo lograrás.

2. Define lo que significa la independencia financiera para tí.

Como dijimos, si bien hay algunas pautas claras generales, la seguridad financiera es distinta para cada uno. Por ejemplo: es posible que desee jubilarse cuando sea de mediana edad y pasar el resto de su vida viajando. O puede que desee cambiar su trabajo de 9 a 5 por un negocio o actividad secundaria que genere ingresos pasivos. Tener una idea clara de cómo es su visión de la independencia financiera puede ayudarlo a establecer metas viables para alcanzarla.

 

3. Crea metas medibles.

Digamos que tu sueño es jubilarte a los 45 años con $2 millones en el banco. Este es un objetivo claro con el que puede medir fácilmente su progreso y tiene un horizonte de tiempo firme.  Luego, puedes usar ese objetivo para crear un plan a medida. Por ejemplo, si estás empezando a invertir a los 25 años, sabes que tienes dos décadas para invertir. Con tus ingresos actuales y el objetivo de ahorro de $2 millones, puedes calcular cuánto necesitas ahorrar e invertir mensual o anualmente para lograrlo.

4. Haz del pago de las deudas una prioridad.

La independencia financiera significa que usted está a cargo de su dinero y es imprescindible cortar los lazos con las deudas. Si se jubila antes de tiempo pero aún tiene deudas de tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles, esa no es la verdadera libertad financiera. Deshacerse de esas obligaciones financieras significa que tienes más voz en lo que haces con tus ahorros e inversiones. Entonces, si tienes deudas ahora pero el objetivo es la independencia financiera, debes considerar qué tipo de plan estratégico puede ayudarte a pagarlas lo más rápido posible.

 

5. No malinterpretes el concepto de “riqueza”. 

“Me gustaría tener suficiente dinero para dejar de trabajar” o “ser rico para gastar sin mirar el precio”, son frases genuinas pero el problema está cuando provienen de creencias erróneas o limitantes sobre el dinero. El concepto de riqueza se asocia habitualmente a un nivel de ingresos muy elevado y a poseer grandes propiedades, el error es asociar en tu mente la libertad financiera a esta idea. Incorpora una nueva visión en la que es el tiempo y no el dinero el factor determinante para aumentar tu libertad económica.

6. Vive por debajo de tus posibilidades.

Eso significa tomar todos los pasos posibles para reducir gastos y liberar dinero que puedes ahorrar o usar para pagar deudas. Eso comienza con revisar el presupuesto para buscar gastos innecesarios, pero puedes ir un paso más allá y buscar formas más extremas de ahorrar, como mudarse a una ciudad que tenga un costo de vida más bajo. 

 

Cuanto más puedas recortar tu presupuesto, más podrás ahorrar para alcanzar tu objetivo de independencia financiera. Y puede requerir mucho más que el 15% estándar de tus ingresos que la mayoría de los expertos financieros sugieren para una jubilación típica. En cambio, es posible que debas ahorrar un 40%, 50% o incluso más de tus ingresos para acumular el dinero que necesitas. No olvides realizar un seguimiento de tu progreso con regularidad.

7. Diversifica tu negocio. 

Generar múltiples fuentes de ingreso te permite aprovechar todo tu potencial y aumentar tus recursos en menor tiempo. Por ejemplo: si eres asesor financiero, aprovecha las oportunidades comerciales que tiene cada cliente ofreciéndoles productos y servicios diversos.

 

8. Contrata a un asesor financiero.

La independencia financiera puede ayudarte a vivir la vida de tus sueños, pero se necesita tener una visión precisa y un plan detallado para lograrlo. Para esto la mejor opción es solicitar la ayuda de un experto, que te escuchará y ayudará a buscar las mejores alternativas de planificación financiera para ti y tu familia.

Deja un comentario