fbpx Skip to main content

Todo profesional aspira a ser un gran asesor, pero no siempre se tiene en claro qué se debe hacer para conseguirlo o para que los clientes lo vean así

 

Un estudio reciente reveló que existen algunos puntos en común entre aquellos agentes que se destacan por sobre sus colegas. Si bien la mayoría de las aptitudes de cada uno resultan personales, algunos de sus atributos pueden ser de gran ayuda para poner en práctica, mejorar la performance y crecer profesionalmente.

Las características de los mejores asesores que más se alinean son: conexiones, audacia, resiliencia, objetivos y automotivación.

Conexiones

La conexión con los clientes es fundamental. Tomar nota de los pequeños acontecimientos que las familias consideran importantes, a nivel personal o profesional y ponerse a disposición por fuera de la relación comercial, puede llegar a marcar la diferencia y lograr gran eficacia en la comunicación con el asegurado. Esto permite además construir relaciones duraderas sobre la base de la comunicación fluida y la escucha activa. Poder conectarse de manera consciente e interesarse honestamente por el bienestar financiero de sus clientes y colegas es clave para su actividad. Además, sienten que se superan a sí mismos y crecen cuando ayudan al crecimiento de sus colegas y clientes. Por eso, están atentos y preparados para lo que los clientes necesitan y pueden ofrecer una solución.

Audacia

La mayoría de los agentes más exitosos elijen su propio camino, y suelen disfrutar de la idea de asumir nuevos riesgos y desafíos. Podría resultarles más sencillo seguir con los clásicos lineamientos de la actividad, y así llegar al resultado que quieren obtener, pero no se sienten identificados con los patrones tradicionales. Son audaces y no dejan a un lado sus propios valores y objetivos personales, lo que representa otro atributo fundamental en este tipo de agentes. No dudan en crear un camino propio que esté alineado con sus valores y metas, en lugar de replicar modelos ajenos.

Resiliencia

En muchas ocasiones deben enfrentar reveses inesperados, obstáculos o imprevistos, y es ahí donde la resiliencia puede hacer la diferencia frente a los demás colegas. Sin importar el resultado, siguen trabajando en las necesidades del cliente para revertir o mejorar las situaciones. Una mentalidad superadora y la seguridad de poder afrontar los inconvenientes que se presenten, suelen ser características de los mejores agentes porque los hace estar preparados para lidiar con los obstáculos por sus propios medios, en lugar de depender de otros. Consideran que la suerte está de su lado cuando la preparación encuentra una oportunidad.

Objetivos

Otro de los atributos importantes que en general tienen los mejores asesores financieros, es la fijación de objetivos, tanto diarios, semanales o mensuales, pero que estén totalmente presentes a la hora de llevar a cabo la actividad. De todos los agentes que fijan sus propias metas, sólo la mitad se apega a ellas considerándolas una prioridad para poder obtener el éxito esperado. Fijar los propios objetivos, documentarlos, ponerlos en práctica y lograr el resultado propuesto, hace que los agentes tengan mejor rendimiento, confianza y autonomía. Una buena planificación de los objetivos mejorará sustancialmente los resultados obtenidos.

Automotivación

La motivación de los mejores asesores proviene de su propia actividad. Sienten que es relevante y que tienen un propósito, ya que genera un impacto positivo en las vidas de sus clientes. Es por ello que suelen sentirse automotivados, ya que promueven el bienestar en las vidas de sus clientes. En ese sentido, muchos agentes encuentran la motivación en factores intrínsecos a su propia personalidad y actividad, más que en factores externos. Ser algo audaces, cumplir con las metas que se fijan, superar obstáculos y lograr conectar con las necesidades de sus clientes – es en efecto sumamente motivador para su propio crecimiento profesional.

 

PH: pch.vector

Leave a Reply