fbpx Skip to main content

En la actualidad las inversiones sostenibles cumplen un papel relevante para las próximas generaciones, los temas que más preocupan tienen que ver con el cuidado del medio ambiente, erradicar prácticas discriminatorias y trabajar para disminuir la brecha de desigualdad social. En esta perspectiva, así como hay un incremento de ahorristas que deciden acompañar estas decisiones invirtiendo en fondos socialmente responsables, también hay empresas que han tenido que adaptar su funcionamiento a esta filosofía para captar capitales.

Es así como surgen los principios ESG (Environmental, Social and Governance), una serie de estándares utilizados por los inversionistas socialmente responsables como herramienta para su proceso de toma decisión, ya que permiten evaluar las compañías desde su impacto ambiental (Environmental), social (Social) y de gobierno corporativo (Governance).

Impacto Ambiental
Este principio dentro de las inversiones sostenibles está típicamente asociado a temas como el cambio climático y la sostenibilidad de los recursos naturales. En términos de impacto ambiental, se tiene en cuenta, por ejemplo, el trato que las compañías le dan a los animales, el manejo de la energía y los distintos tipos de desechos, o qué tan acertada es su evaluación de riesgos ambientales y las medidas que toman para controlarlos.

Impacto Social
En este punto dentro de las inversiones sostenibles busca evaluar elementos sobre las diversas relaciones que establecen las compañías en diferentes niveles, analizando si generan impactos positivos en la comunidad, cuáles son las condiciones de trabajo de sus empleados o si sus proveedores se guían por los mismos valores, entre otros aspectos. Esto permite visualizar el espectro de las acciones de dichas compañías en su entorno, y su vínculo con el resto de la sociedad.

Gobierno Corporativo
Por su parte, los principios relacionados con Gobierno Corporativo se centran mucho más en las prácticas al interior de la compañía. Por ejemplos, se posa la mirada en cómo es el manejo de conflictos de interés, la transparencia contable y el proceso de toma de decisiones; así como en controlar cualquier tipo de discriminación contra los empleados. En el último tiempo, dos temas que han cobrado mucha relevancia son el interés en que se hagan públicos los porcentajes de bonificaciones de los altos ejecutivos de la compañía y la distribución de estos cargos en términos de género.

Pero el enfoque de estos principios es aún más amplio y, en términos de organismos multilaterales, tanto el Banco Mundial como las Naciones Unidas han prestado atención en el tema. El primero, adoptó medidas importantes para incentivar el desarrollo de las inversiones socialmente responsables al ofrecer productos que encajen dentro de los criterios ESG. En el caso de la ONU, en el 2005 creó los PRI o Principios de Inversión Responsable, que incluyeron 20 inversionistas institucionales de 12 países como una forma de comprometerse con la implementación de las cuestiones del medio ambiente, sociales y de gobierno corporativo dentro de su proceso de inversión.

En términos de estrategia de inversión, estos principios sirven como un componente adicional al análisis financiero tradicional y permiten determinar qué sectores o tipos de compañías se acoplan de mejor manera al perfil específico y los valores que los inversionistas desean reflejar en su portafolio. Así, en términos de una gestión activa, quienes invierten buscarían compañías que sigan estos principios, mientras que en gestión pasiva las opciones más utilizadas son ETF que siguen índices ESG y Fondos Mutuos, con enfoque en invertir en compañías que se adhieren a esta perspectiva. En este punto, vale la pena mencionar que los ETF o Exchange Traded Fund son fondos estructurados de tal forma que ofrecen seguir un índice, un ejemplo de uno específico es el Ishares MSCI KLD 400 social ETF.

 

Gráfico 1. Elaboración Gandini Análisis. Datos Bloomberg

 

Uno de los índices más representativos relacionado con los principios ESG es el MSCI KLD 400, el cual es elaborado por la compañía MSCI. Se realiza con diferentes nombres desde 1990 y está compuesto por acciones de 400 compañías de Estados Unidos que cumplen dichos principios. El gráfico 1 presenta su serie desde julio de 2008, lo que permite evaluar el comportamiento desde la última crisis financiera hasta la coyuntura derivada de la pandemia del Covid-19. Es claro que ha habido una tendencia creciente en el índice, lo que muestra un crecimiento en los precios de las compañías incluidas dentro de su canasta. A partir de finales de 2017 y principios de 2018, si bien se mantiene esta tendencia, también se volvió más volátil en medio del aumento de tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.
Durante este año, es clara la caída que se da entre febrero y marzo, que representó una reducción del 33% en su valor, en medio de la incertidumbre por el aumento de casos de Covid-19 y el cierre de sectores en la economía. Sin embargo, vale la pena resaltar que al 5 de agosto se ubicó en 1255 unidades, recuperando casi todo el terreno perdido. Si bien el aumento de apetito en el mercado accionario en Estados Unidos ha sido una fuerza constante desde abril de 2020 en adelante, y las acciones del KLD 400 se han beneficiado de esta dinámica, la tendencia histórica habla de un aumento estructural en este tipo particular de activos.

Los bonos verdes
Otro activo de inversión que se ha aplicado en muchos países son los bonos verdes. Se trata de emisiones de bonos con la particularidad de que los recursos obtenidos deben ser empleados en la financiación de proyectos relacionados con el medio ambiente. Muchas veces, estos títulos se hacen atractivos porque tiene algún tipo de tratamiento tributario diferencial, pero para poder ser catalogados como “verdes” deben ser verificados por alguna entidad especial.

 

Gráfico 2. Elaboración Gandini Análisis. Datos Bloomberg

 

Si bien en 2009 el Banco Mundial realizó la emisión del primer bono verde, es después de 2016 cuando este tipo de activos cobran fuerza y relevancia en el mercado internacional. El gráfico 2 muestra el comportamiento del índice Bloomberg Barclays MSCI global Green Bond Index, el cual permite ver el comportamiento de este mercado a lo largo del último año, con una caída similar al gráfico 1 por el mismo efecto de la incertidumbre relacionada con el Covid-19, pero también con la recuperación del terreno perdido volviendo a máximos, lo que refleja una reactivación del interés en esta clase de activos.

Es claro que los principios ESG han tomado mucha fuerza en las inversiones sostenibles. En medio de este contexto de la Pandemia y post-pandemia, donde los inversionistas están reajustando no solo sus expectativas sino también su forma de ver el mundo, estos postulados continuarán haciéndose cada vez más relevantes y presentes en la mente de los inversionistas. Por tal razón, es vital seguir comprendiendo su alcance y evolución en un mundo que cambia de forma acelerada y donde muchos buscan actuar con mayor responsabilidad en las inversiones sostenibles.

Informe elaborado por Gandini Análisis para SupraBrokers solo como contenido y en ningún caso se considera una recomendación de inversión.

One Comment

  • Excelente artículo.
    Sugerencia: Si Supra pudiese enviar por email el link de este tipo de artículos, sería perfecto.
    Petición: Podemos poner este link y otros similares en la página web de nuestra agencia ?

Leave a Reply